Años pidiendo a Tigo y Claro torres de telefonía celular, pero estas empresas les dan la espalda

Años pidiendo. Población garífuna de Iriona hace mucho, solicitan a las empresas Tigo y Claro la instalación de torres de telefonía pero lo que reciben de respuesta es indiferencia.

Tegucigalpa, Honduras 18 de enero de 2022.- Las comunidades garífunas del municipio de Iriona, Colón vienen realizando peticiones a las empresas de Tigo y Claro para que instalen torres de telefonía en la zona.

La conectividad a la red de telefonía celular, al igual que al servicio de internet es clave para el desarrollo y bienestar local.

Basicamente, no es solo por las comunicaciones, sino porque el internet puede ser vital en la salvación de vidas.

Pese a la urgencia, Tigo y Claro, dos empresas con gigantescos beneficios de los hondureños, contestan, simplemente dando la espalda.

En estas comunidades garífunas la conectividad es realmente una extrema dificultad.

Algo de cobertura

Concretamente, en Iriona Viejo, existe una torre cuya cobertura da servicio, incluye a San José de La Punta.

Eso sí, la calidad del servicio es cuestionable, pero por lo menos tienen una barrita en el ícono que marca la intensidad de la señal.

WA-DANI: Amante de la cultura garífuna no se esperaba este detalle cuando visitó Houston, Texas

Por otro lado, en Palacios, existe otra estructura que da para la comunidad garífuna Batalla.

Pero, la mayor parte de las comunidades, están fuera de la ventaja de las comunicaciones.

Tigo y Claro, dan la espalda

En pleno siglo XXI

Como se sabe, estar sin internet o telefonía, significa un serio atraso, una marginación draconiana.

Vale destacar, que tanto Tigo como Claro son empresas que usufructuan de manera poco limpia el negocio de la telefonía en Honduras.

Sin entrar en detalles, los consumidores emiten muchas denuncias contra estas empresas.

Además, los números inicialmente que negoció el Estado de Honduras para que Tigo tuviera suscriptores han sido superados con creces.

Lo anterior sucede con el contubernio de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, CONATEL, y del Ministerio Público, que contempla de manera cómplice los juegos sucios de estas empresas.

Mientras tanto, aunque son empresas de telefonía, las autoridades de Honduras permiten que sean compañía televisora.

También, operan como remesadoras, quitando la oportunidad a otros hondureños.

Igualmente, destruyeron Hondutel, la que pudiera en todo caso, atender y dar el servicio en zonas que no interesa a la empresa privada.

En Sangrelaya

En Sangrelaya, Iriona, los vecinos idearon una forma de acceder al internet y es la instalación de altos palos de bambú.

La operación es la siguiente, en la cresta del bambú, ubican un teléfono que debe tener los datos activados.

Ese teléfono que lo elevan con un lazo, luego reparte internet a los teléfonos que se conectan abajo.

Recargas carísimas, un gran negocio

Eso sí, las empresas citadas reciben los beneficios de la compras de recargas que es carísimo.

Es más, con este mecanismo se consumen los datos rapidamente y por lo tanto, hay que comprarlos a cada rato.

Definitivamente, es un rocambolesco metodo que pone en evidencia a las autoridades de Honduras y también a Tigo y Claro gigantescas empresas.

No obstante, operan como consorcios limosneros, que tienen como objetivo recoger cuantas monedas aparezcan sin ética y moral.

Leave a Reply

Your email address will not be published.