Ejemplar fallo! Juez absuelve a joven garífuna que reaccionó contundentemente a un acto de racismo

Ejemplar fallo ! Sucedió en Tegucigalpa tras que un señor le expresara a un joven garífuna por eso nunca has salido de la esclavitud negra. El ofendido le respondió con un golpe.

Tegucigalpa, Honduras 5 de febrero de 2024.- Un acto de discriminación racial, de los muchos que acontecen a diario en Honduras, finalizó de la forma más inesperada: con doble golpe para el agresor.

En resumen, el 9 de enero anterior un individuo identificado como Juan Francisco López Cruz ingresó a un Café Internet en la Colonia Kennedy.

Después de unos minutos, molesto porque las computadoras no le respondían entró en discusión con Keeelbert Calderón, garífuna encargado del negocio y al que, entre otros improperios, le dijo “por eso nunca has salido de la esclavitud negra.

Lógicamente, la frase no cayó bien a Calderón que, al cabo de varios minutos de observar la prepotencia, el trato descortés y la altanería del señor, optó por dar una respuesta contundente, con un golpe que acabó con el discriminador en el suelo.

Posteriormente, quien recibió el golpe determinó llevar ante la justicia a Calderón, el caso fue para la abogada Doris del Carmen Canales, Juez de Paz Penal.

El juicio oral y público fue el 25 de enero pasado, ahí se le propinó el segundo golpe al denunciante. Perdió. Es un ejemplar fallo.

Lesiones e injurias constitutivas de falta contra las personas

López Cruz, quien es catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, demandó a Keelbert Adit Calderón por lesiones e injurias constitutivas de falta contra las personas, su representante legal fue el abogado Marcos Tulio Porras Toledo.

Por el otro lado, las abogadas de la parte denunciada fueron Yessica Patricia Duron Colindres y Liksa Gissel Martinez Suazo las que hicieron una brillante argumentación de lo ocurrido.

De esa manera, solicitaron declarar sin lugar la denuncia, también la emisión de sentencia absolutoria ya que su representado es la víctima de un agresor que discriminó a su representado solo porque es de la etnia garífuna.

En ese sentido, violentó su dignidad. La defensa citó textualmente “el artículo 59 de la Constitución de la República: la persona humana es el fin supremo de la sociedad y el Estado, todos tienen la obligación de respetarla y protegerla”.

Será sancionado con reclusión de tres (3) a cinco (5) años y multa de treinta mil (L.30,000.00) a cincuenta mil Lempiras (L.50,000.00) quien haga objeto de discriminación a otra persona por motivo de sexo, raza, edad, clase, religión, militancia partidista o política, adolecimiento de alguna discapacidad y cualquier otra lesiva a la dignidad humana. Si el responsable es extranjero se le expulsará del territorio nacional una vez cumplida la condena.

ARTÍCULO 321 Código Penal de Honduras

También, que “la dignidad del ser humano es inviolable, dignidad que violentó Juan Francisco López”, según recoge la sentencia a la que tuvo acceso WA-DANI Portal Web de Noticias.

Entre tanto, en un momento las cosas pudieron tornarse graves, López Cruz sacó un cuchillo, por lo que Calderón fue por un bate de béisbol.

Es así como la representante legal de Calderón planteó que “La aptitud de prepotencia al manifestar el denunciante que las computadoras eran una mierda que no servían y al sacar un arma blanca… una persona decente no anda con un arma tipo cuchillo”.

Recordó, las palabras “Por eso no vas a salir de la esclavitud negro”.

Por otra parte, el caso también se elevó a otro instancia, pero esta vez con Calderón como denunciante. Se interpuso la denuncia por discriminación racial en la Fiscalía General, específicamente en la Fiscalía Especial de Etnias y Patrimonio Cultural el 19 de enero

Conciliación

A todo esto, la defensa planteó previamente una conciliación, pero la parte acusadora se negó. Pedía, la culpabilidad de Calderón y que pagara, sus costes médicos y los gastos que incurrió en la demanda.

LEER !! Pueblo Garífuna cumple su promesa a Suyapa

Tras quedar debidamente acreditados los hechos con medios de prueba y testimonios, la jueza determinó absolver al discriminado. Es un ejemplar fallo digno de destacar en un país con altísimos niveles de discriminación racial.

Pero la historia continúa, la Fiscalía muy probablemente citará al discriminador. Vale decir, en Honduras la discriminación racial es un delito tipificado en el Código Penal, artículo 321.

Entre tanto, según conoció la defensa de Calderón, el profesor universitario, hará una apelación para tratar de revertir el fallo de la jueza.

Honduras es signataria de una serie de instrumentos internacionales como el Convenio 169 que protege a los pueblos, en este caso a la comunidad garífuna.

También rigen aquí los Derechos Humanos existe una Política Pública contra el Racismo y la Discriminación Racial y una serie de normas que condenan actitudes discriminativas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.