Gennel Morales: Así llegué a la Marina y ahora, “parar no es una opción para mí”

En el ejército de los Estados Unidos, hay cientos de garífunas, una de ellas es Gennel Anaísa Morales que acaba de tener un ascenso. Aquí una plática muy interesente,

Tegucigalpa, Honduras 2 de julio de 2023.- Gennel Morales es de esa generación de mujeres garífunas que no da la espalda a los retos, está dispuesta a hacer todos los sacrificios y apunta a lo más alto.

WA-DANI Portal Web de Noticias que pretende estar en todos los rincones donde los garífunas pongan los pies, contactó a Gennel que muy amablemente respondió a nuestras preguntas.

En primer lugar, ella nació en Bronx, Nueva York. Tiene 23 años. Funge como Personnel Specialist Second class (PS2) en la Base Naval en Jacksonville, Florida.

WADANI (WDN): Recientemente recibiste un diploma de Ascenso ¿Puedes explicar en qué consiste?

Gennel Morales (GM): Cada año en lo militar uno tiene la oportunidad de llegar al siguiente rango. (E1, E2, E3, E4, E5 etc..) dependiendo de cuanto tiempo llevas en el rango actual y los puntos que ganas con una buena evaluación (q prácticamente es como un resumen de todos tus logros en ese año). Yo ingrese en el 2020. En 2022 fui de E-3 a E-4, y este año 2023 fui de E-4 a E-5. A la mayoría de la gente les toma 4-6 años para llegar a E-5 pero yo lo hice en 3.

Gennel Morales

El inicio

WDN: Vámonos un poco atrás,  cuénteme cómo ha sido tu historia militar desde el inicio hasta ahora?

GM: Ingresé al Marina de los Estados Unidos como mecánica estructural de aviación para el Helicóptero MH-60R. Fui al entrenamiento básico que dura 10 semanas y después fui a A-school donde te enseñan en qué te especializas. Eso duró 12 semanas. Luego para mi primer lugar de destino me enviaron a Florida. Y aquí sigo. A mí me gustó ser mecánica, aunque era un trabajo muy pesado, pero cuando quedé embarazada tuve que dejar de practicar porque era muy arriesgado para una mujer en gestación. Fue un gran revés, pero a la vez una bendición porque luego decidí cruzar a otra área. Ahora estoy en administración de personal.

Atención a esta oportunidad para escritores en lengua garífuna

WDN: Pero, ¿Cómo fue que nació esa idea de ser militar… recuerdas ese primer momento?

GM: Un año después de terminar el High School, yo fui a la Universidad y trabajaba de seguridad en una planta. Me aburrió mucho y yo sentía que en mi vida faltaba aventura. Tenía unas ansias de salir del estado en donde yo vivía que era Pasadena, Texas y quería conocer algo nuevo. Se lo comenté a mi prima Naomy Ortiz, ella me animó a unirme a la Marina porque ella ya lo había hecho, iba ir al entrenamiento básico. Eso fue lo que hice.

Ella me acompañó a la Estación de reclutamiento, pasé todos los requisitos y dentro de un mes me fui. Estuvimos en el entrenamiento básico a la misma vez. Fue una coincidencia porque ella ya tenía mucho más tiempo de estar inscrita. El entrenamiento básico no era fácil y aunque solo nos podíamos ver de pasada y de lejos, vernos nos motivó mucho y nunca nos rendimos.

WDN: ¿Ya tienes idea de hasta donde quieres llegar militarmente?

GM: Mis metas son usar mis recursos para obtener un título universitario y me gustaría hacer 20 años en la Marina y retirarme.

Su inspiración

WDN: ¿Cuál es tu modelo a seguir? Si hay alguna persona en lo militar o fuera que te inspira para llegar a lo más alto

GM: En la Marina el 20 por ciento son mujeres, el 13 por ciento son negros y el 16 son hispanos. Pero en la oficina donde yo trabajo, tengo el honor de tener 3 mujeres afroamericanas en mi cadena de mando. Una jefe, una jefe superior y una oficial. Ellas son mi ejemplo a seguir porque ellas son mujeres negras en altos rangos, superando las probabilidades.

Buscar más noticias en WA-DANI

WDN: Vi que muchas personas te felicitaron en redes sociales ¿Cómo te sientes respecto a eso?

GM: Me siento humildemente honrada porque cuando publico normalmente no espero llamar la atención, pero me alegra que la gente tome tiempo para felicitarme. Significa mucho y me motiva a seguir adelante y seguir haciéndolos sentir orgullosos de mi.

WDN:  ¿Cómo es tu rutina dentro de lo militar? ¿A qué hora te levantas a qué horas duermes y qué haces en el día?

GM: Me levanto a las 5 de la mañana, me alisto y alisto a mi niño para la guardería. Salgo de la casa a las 6:30, dejo a mi hijo y al trabajo llego las 7:30. Mi día consiste en atender al personal, llevar el control de las correspondencias y organizar la oficina. A pesar de que parece sencillo, mis días nunca son los mismos con tareas que cambian constantemente según lo que la Marina necesita. Salgo a las 3:30, recojo a mi hijo, llegamos a casa, aunque cansada paso tiempo con él luego nos preparamos para el próximo día y a dormir.

Ser Garífuna

WDN ¿Eres una joven garífuna, significa algo especial para ti o te vez a ti misma como una más dentro de la comunidad Afro-American?

GM: Ser garífuna es muy especial para mí. Amo la cultura, aunque lo tengo que ver de lejos. Cada vez que tengo la oportunidad de educar a alguien sobre mis raíces, lo hago. Durante el mes de la herencia hispana (septiembre) ayudo a coordinar eventos para mostrar mi cultura entre otros.

WA-DANI: Abogada garífuna se postula para ser Fiscal General de la República

WDN: Estas consciente que puedes llegar a inspirar a jóvenes menores que tu para entrar en este camino ¿Cómo tomas esto?

GM: Sí estoy muy consiente. Y lo tomo muy en serio. Cada vez que alguien muestra interés en unirse a la Marina, los animo a que lo hagan, pero también trato de contarles la realidad al respecto.  NO ES FACIL. pero con la ayuda de Dios, puedes hacer cualquier cosa que te propongas y cuando logras lo imposible, no hay nada en este mundo que no puedas hacer. Es un sentimiento hermoso.

Una exposición que hizo Gennel en

WDN: Tal vez no tanto ahora, pero solía verse a las niñas soñar quizá con ser doctoras, modelos, maestras… partiendo de esto ¿Alguna vez te haz levantado preguntando qué hago aquí o quizá con ganas de querer hacer algo diferente?

GM: Siempre. Mi mente siempre analiza las posibilidades de lo que podría haber sido, pero veo dónde estoy y no veo mi vida de otra manera. Sin embargo, me gustaría agregar a mi vida nuevos pasatiempos como la fotografía o literatura.

WDN: Hay muchos garífunas en el Ejercito de los Estados Unidos, ¿Significa algo para ti?

GM: Sí, lo sé. Es reconfortante saber que eventualmente me encontraré con alguien con quien me pueda relacionar más y pueda enseñarme más sobre lo que significa ser garífuna.

El día a día

WDN: ¿Qué es lo que más te ha costado de ser mujer militar? ¿Qué es lo más difícil?

GM: Lo más que me ha costado de ser mujer militar es balancear ser madre soltera, trabajar, mantenerme en forma, gestión del tiempo y encontrar tiempo para descansar. Reducir la velocidad y descansar es muy importante. A veces me siento agobiada, pero descanso y sigo adelante. Parar no es una opción para mí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.