“No me siento orgullosa de ser de Honduras, pero soy hondureña HDP” La fuerte respuesta a un xenófobo

Honduras. Una joven garífuna caminaba por un establecimiento cuando alguien le preguntó de malas maneras si era haitiana o africana.

Tegucigalpa, Honduras 30 de julio de 2021.- Desde hace mucho en WA-DANI Portal Web de Noticias insistimos en el maltrato a los haitianos y africanos que cruzan territorio de Honduras, camino al norte.

Pero no solo ellos lo sufren, recordemos que Honduras es un país y una sociedad racista. El blanqueamiento generalizado es, desde siempre, un ideal latente por estos lares.

Por eso, en 1934 la Ley de Inmigración, en su artículo 14 decía textualmente “Se prohíbe la entrada a negros”.

De nuevo con los haitianos y africanos que pasan por Honduras, han provocado que quizá a más de algún desmemoriado se le olvide que aquí también hay una gran población afrodescendiente.

Ante de contar la anécdota que da pie a esta nota, vale mencionar que muchos hondureños abusan descaradamente de estos migrantes. Lo hacen, por ejemplo, con el aumento de precios al venderles productos.

También en los precios de hoteles, taxis. Inclusive se han reportado violaciones sexuales y hasta abusos de la Policía al bajarlos de los buses para que continúen a pie sus camino o a jalón.

Algunos transportistas han terminado presos tan solo por llevar migrantes haitianos y africanos en sus buses.

Soy hondureña

Pues a una joven garífuna de Tegucigalpa, cuyo nombre omitimos, le ocurrió que mientras compraba en uno de los mercados de esta capital, advirtió que muchos ojos se fijaban en ella.

Mientras caminaba por el establecimiento, se preguntaba qué era lo que pasaba.

Entra todos los días a WA-DANI

Al final sabría lo que ocurría, uno de los curiosos tuvo la valentía de preguntarle si era haitiana. Pero no fue tanto la pregunta, sino la forma en que lo hizo.

Visiblemente irritada por la inquisición, la joven tuvo una respuesta sacada de un manual

“Yo no me siento orgullosa de ser de Honduras, pero soy hoy hondureña hijue…”

Después del infeliz suceso, la joven en primer lugar pudo relajarse al haberse dado cuenta qué es lo que pasaba.

Además, reflexionó sobre el tiempo duro que se le da a los haitianos y africanos que cruzan por Honduras huyendo de la pobreza de sus países.

Leave a Reply

Your email address will not be published.