Tras el golpe de Estado del 28 de junio pasado, el mundo le quitó el habla a Honduras. Ahora la situación económica del país está en ruinas y necesita una caricia.

Tras las primeras horas del nuevo gobierno de Porfirio Lobo Sosa y un breve encuentro entre los ministros, las caras de estos eran de frustración, el motivo es uno sólo; las arcas del gobierno están vacías, ni siquiera tienen para pagarle a sus empleados, por ello están ansiosos por lograr el reconocimiento internacional algo que le daría acceso a capital fresco.

Uno de los nuevos ministros Alejandro Ventura, un ex dirigente magisterial de línea dura y responsable de muchas huelgas en el pasado reciente, vio como sus intereses han cambiado y también sus discurso. Ventura pidió que se diera un tiempo al gobierno debido a la caótica situación dejada por el gobierno golpista. Con toda seguridad a Ventura ya no le importarán los cientos de colegas que reclaman pagos atrasados.

La situación es diametralmente opuesta a la opulencia del gobierno de facto que en cuanto tomó el poder contrató firmas en Estados Unidos dizque para mejorar su imagen, en adición a esto distribuyó montañas de dólares en compra de voluntades de personajes importantes ante la opinión pública. También Micheletty metió mucho dinero en Alcaldías, visiblemente contrarias a Manuel Zelaya. Eso ha implicado que el gobierno de Honduras se encuentre la quiebra total.

Otro de los detalles recordados del gobierno de facto es que cuando la comunidad internacional cerró el suministro de dólares, el golpista Roberto Micheletty decía que “Honduras puede sobrevivir hasta dos años sin crédito” eso lo ha desmentido el nuevo ministro de Finanzas William Chong Wong.

“No tenemos capacidad de caminar solos, tendríamos que tener un gran sacrificio y esperar mucho tiempo, en cambio con la asistencia de la comunidad internacional el trance será menos doloroso y por corto tiempo”, dijo el ministro quien anunció la creación de un Plan de emergencia para afrontrar la crisis.

Nelly Jerez nueva ministra de Turismo tampoco tiene dinero para trabajar y dijo que tiene confianza que el reconocimiento del gobierno vendrá pronto, iguales términos expresó el ministro de Salud Arturo Bendaña.

El nuevo Canciller Mario Canahuati anunció que se conformará una Comisión integrada por ilustres personajes de la política nacional, entre estos varios ex presidentes, para que visiten algunos de los países que le retiraron el apoyo a Honduras. Honduras tiene el compromiso mediato de pagar 2.600 millones de lempiras 98 millones de euros que vence el próximo 2 de febrero y al canje de los bonos en el exterior que asciende a 2.200 millones de lempiras, 83 millones de euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.