Juan Pablo David, un admirable emprendedor garífuna en la zona de Washington

Juan Pablo David, aunque tiene su empleo formal como marino de un barco militar, disfruta emprender con la venta de todo tipo de implementos deportivos

Washington 7 de junio de 2024.- Actualmente se encuentra muy en boga el emprendimiento, pero muchos de los que incursionan en este camino de obstáculos, traen el negocio en sus genes, uno de ellos es Juan Pablo David, garífuna que reside en Virginia, pero capaz de moverse por todos los rincones de los Estados Unidos.

Nacido en San Pedro Sula, pero criado entre las comunidades garífunas de Corozal y Santa Rosa de Aguán, Juan Pablo David, es un tipo inteligente y trabajador le encanta palpar donde están las oportunidades, por donde andan los gustos de la gente.

Juan Pablo David

Fue así como incursionó en el mundo de los implementos deportivos, cualquier uniforme de los grandes equipos te lo lleva directamente a tu casa. Igual que te pone en tus manos los botines de Jude Bellingham, como un bote con la insignia del Olimpia, la camisa del Motagua o Vida.

Un visionario, una persona educada y de grandes modales. Humilde y sencillo, siempre busca la forma de ayudar. Otra de sus pasiones es, Honduras.

Pero emprender con indumentaria deportiva, no es su trabajo formal. Trabaja en como Marino en barcos del Ejército de los Estados Unidos. Quizá tres meses en el mar y luego a tierra al “bussiness” una actividad que disfruta.

Siendo que es soldador, Juan Pablo laboró mucho tiempo en construcción. Para el caso fue obrero en la edificación del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana, un icónico lugar en Washington.

WA-DANI: Liberación de Tortuga carey en Honduras

De regreso a sus actividades mercantiles, de no ser por la situación de la violencia en Honduras, el sueño de Juan Pablo David es poner una tienda en Honduras.

Hacer las cosas bien

Para nuestro entrevistado una cosa es innegociable, “Siempre hagamos las cosas bien para que demos ejemplo para los que vienen atrás”.

Además, aconseja a los jóvenes “Tienen que tener fe en ellos mismos, paciencia, en la vida siempre hay oportunidad. No hay que perder tiempo con cosas malas como alcohol y la bebida. Tienen que ser perseverantes y tener visión.

Pero su trofeo más grande es su familia su, se llena de orgullo al hablar de su esposa e hijos con ellos va todo muy bien “le decimos que echen para adelante que tienen que superarse ya que venimos de un país pobre”.

“Siempre hagamos las cosas bien para que demos ejemplo para los que vienen atrás”, dice Juan Pablo David en la 21 calle noroeste de Washington.

Entrevista completa en Vídeo. Suscribase a nuestro Canal en YouTube

Leave a Reply

Your email address will not be published.