Kwanzaa, la tradición de los afroestadounidenses, fiesta cultural, con raíces en el nacionalismo negro

Kwanzaa, toda una semana para compartir con la familia, fiesta cultural, con raíces en el nacionalismo negro. Aquí te contamos todo.

Tegucigalpa, Honduras 27 de diciembre de 2022.- “¡Kugichagulia!”, dijo Parker Johnson, de Pasadena, California, riendo al pronunciar la palabra en swahili tres veces en rápida sucesión.

El término, uno de los siete principios de Kwanzaa, significa autodeterminación y es el vocablo favorito de Parker sobre la festividad secular de una semana de duración que es celebrada la cultura afroestadounidense.

“Cosquillea como aquí”, dijo Parker señalando a la parte superior del paladar.

Algunas familias negras celebran Kwanzaa hasta el 1 de enero, conviviendo cada día con sus seres queridos, encendiendo una vela y reflexionando sobre algún principio inspirador.

INTERESANTE: Abogado Walter Miranda Sabio, muy bien en el informe del CNA

Kujichagulia

Para alegría de Parker, hoy es Kujichagulia, el segundo día de la festividad. Esta fiesta, diseñada fomentar el orgullo y que se inspira en los festivales africanos de la cosecha, se popularizó en 1966 tras los levantamientos mortales de Watts que devastaron el barrio South Central de Los Ángeles el año anterior.

La festividad surgió en respuesta a la destrucción del barrio de Watts en donde, durante largo tiempo, los vecinos negros habían sentido que eran objeto de la brutalidad policial y el racismo sistémico.

Kwanzaa nunca ha pretendido sustituir la Navidad. Se trata de una fiesta cultural, con raíces en el nacionalismo negro y la familia. Como en estas fechas se pone énfasis en los participantes más jóvenes a quienes se les cuentan anécdotas familiares, y se les regalan manualidades y obsequios.

El Times le preguntó a algunos chicos qué es lo que Kwanzaa significa para ellos. En el caso de Parker, como sucede con muchas otras personas que celebran esta tradición, la historia de la festividad puede ser algo confusa. Otros dicen que más difícil es intentar recordar qué significan las palabras en swahili.

La familia

El hermano mayor de Parker, Ellington Johnson, de 7 años, dice que lo mejor es pasar tiempo con su hermano menor, su mamá y su papá. Todos los años, sus padres les leen el libro Kevin’s Kwanzaa. Ellington comentó que la fiesta parece una maratón que termina con obsequios el día de Imani (fe), que es su fecha favorita.

“¡Es una Navidad extra!”, dijo Ellington. “El año pasado me dieron una cosa de dragón y a mi hermano una pistola Nerf”.

Kite Bernroider, que tiene 9 años y vive en Viena dijo que sabe que ya se acerca Kwanzaa cuando su madre, Chanda Rule, vocalista de jazz, empieza a cantar un tema de Kwanzaa.

Rule, que es negra y está casada con un austriaco, dijo que quiere que su hijo esté expuesto a su herencia afroestadounidense en una ciudad europea donde a menudo se siente alejada de su cultura.

A Kite le gustan las velas en los colores panafricanos verde, negro y rojo. Dice que el año pasado se quedó con dos verdes y las usó como baquetas en el pequeño tambor djembé de su mamá.

“Las velas no sobrevivieron”, dijo Kite sonriendo.

Sundiata Sharif, tiene 12 años y es de Livingston, Nueva Jersey. Dijo que le gusta Kwanzaa porque le da la oportunidad de reflexionar sobre sí mismo y los orígenes de su familia.

Raíces interiores

“Como que me saca mis raíces interiores”, dijo. Para las hermanas Faraa Majorie y Folayan Jendayi-Lacey, que viven en Ditmas Park, Brooklyn, el día más delicioso de Kwanzaa es el último.

Su mamá cocina las recetas del libro Ethnic Vegetarian: Traditional and Modern Recipes from Africa, America, and the Caribbean, para el crescendo de la fiesta, el banquete Karamu.

Prueban muchos de los platos tradicionales de Estados Unidos con raíces africanas, como pan de maíz, berzas y macarrones con queso. “Una vez hasta comimos pastel de chocolate”, dijo Faraa, de 8 años, con una amplia sonrisa.

Tomado de The New York Times

Leave a Reply

Your email address will not be published.