MALOBO: "No importa que NO vayas a la universidad, si tienes la educación de leer, nadie te va a engañar"

Una sabrosa
conversación con el emprendedor garífuna Lorenzo Mejía, uno de los nuestros más
reconocidos en la capital de Honduras

Tegucigalpa, Honduras
10 de julio de 2016.
Es
cierto, toda persona es digna de ser escuchada, pero cuando alguien salió de su
casa sin nada para trabajar de conserje y luego supo sortear las piedras hasta convertirse
en un microempresario, lo merece aún más.

Lorenzo
Mejía, Malobo, es de esos hombres que nunca se queda de brazos cruzados,
trabaja todos los días, es el reconocido propietario de Discomóvil Malobos y
ahora se abre paso en el mundo de la serigrafía con una empresa recién fundada
del mismo nombre. Pero también tiene tiempo para el futbol, apoya el equipo garífuna
de Tegucigalpa y también es fundador de la Asociación Afromypime compuesta por
microempresarios garífunas de la capital, pero lo que más llama la atención es
que aún conserva la humildad de quien no tiene nada.

Aquí
la conversación:

¿A qué le debes tu popularidad,
a nivel de los garífunas de Tegucigalpa, todos te conocen y conoces a todos­­?

He aprendido a respetar
a la gente, para mi todos son iguales, sea quien sea, niños, adolescentes,
jóvenes, adultos, mayores, Ricos pobres, profesionales y no profesionales he
aprendido a dar de mi para ellos y eso le gusta a la gente y me ha servido ser así,
cierta vez se me acercó un señor ebrio, estaba preparando el audio de mi equipo
de sonido, me dice el hombre: toca la frecuencia,
no le hice caso a la primera, poco después, hice lo que me dijo y solucioné,
ahí aprendí que sea quien sea hay que escuchar a la gente, todos tenemos un
valor.

¿Ese carisma es de
familia?

No, mi mamá tiene un
poco. Yo no sé porque soy así, durante mi niñez sufrí en mi casa pero siempre
dije que no haré a la gente lo que yo pasé o sufrí. Doy lo mejor de mí. En esta
vida si yo soy malo, la gente será mala conmigo, pero si soy bueno serán buenos
conmigo.

¿Iniciaste como conserje
de una disquera luego como vendedor de equipos médicos, la Discomóvil y ahora serigrafía?

La serigrafía no es fácil,
pero estoy haciendo pininos como dice Kiyosaki, todo empieza desde abajo, para
tener negocio hay  que tener paciencia,
hay momento que no lo tengo, pero hay momentos que sí, pero si me metí a
esto  yo lo voy a lograr. Ser empresario
o micro empresario no es fácil porque a veces no tienes  ni para pagar a los empleados

“En
esta vida si yo soy malo, la gente será mala conmigo, pero si soy bueno serán
buenos conmigo”.

Como ex vendedor de
equipos médicos, cuál es tu opinión sobre el problema del IHSS, el mal manejo
en compras por más de 7 mil millones de lempiras?

En aquellos tiempos no existió
eso, era transparente. Nadie vendía si no se licitaba, si no tenías buenos
precios estabas frito, lo que veo es que lo de hoy –7 mil millones- fue un
saqueo. 

¿Cómo entras a la
disquera y  hacerte el conserje?

Al venir a Tegus en
1985, un cuñado mío trabajaba como contador en esa disquera, Sony Music, él me llevó
ahí, sólo ganaba 350 lempiras mensuales, después me aumentaron 100 lempiras. En
el mismo edificio, un piso abajo estaba la empresa Casa Médica, siempre por mi
manera de ser, el gerente de Casa Médica me llevó a trabajar con él, me preguntó
cuánto ganaba, le dije, y me dio un salario de 600 lempiras.  Estando ahí con un amigo (Dago) hacíamos
fiestas, pero no las tomábamos como negocio sino por diversión. Después me dediqué
seriamente. Seguí trabajando en Casa Médica y hacía  mis fiestas. Luego me despidieron de la
empresa y tomé la decisión de seguir con lo mío, ya no trabajar más para nadie.

¿Estuviste en Estados
Unidos?

Sí, en eso obtuve una
visa por un año y me fui a trabajar, estuve 11 meses, me fue muy bien.  Aquí ya tenía mi buena discomóvil, estando allá
con un amigo vendíamos cervezas en los parques en verano y compré otro equipo
de sonido. Vendíamos y poníamos música para animar, pero regresé a Honduras.

Hoy en día tienes una gran
Discomóvil

Te puedo poner un audio
para grupos medianos, puedo ubicarte 16 micrófonos. A grupos de rock les pongo
audio y ofrezco audio a iglesias y amenizo fiestas.

Ahora en serigrafía,
compraste tu maquina?

En la oficina del taller
Entre esto con Garinagu
Wagia con Gilbert, solo era vendedor y luego me vine a trabajar solo. Al principio
todo lo compraba y revendía, después adquirí mi máquina y aquí venía un
muchacho a pintarme las camisetas. 
Trabajando así quedaba mal con mis clientes fue ahí donde decidí
aprender a pintar, ahora administro mi negocio, soy vendedor y pinto mis
camisetas. Las últimas 3 noches he dormido poco porque he tenido mucho trabajo.

“Yo
no tengo dinero, pero tengo las ganas y la actitud. Lo que me vale es la
relación que tengo con los clientes”

¿Por qué a los
garífunas nos cuesta emprender?
Nos falta actitud… Y
hay unos que no tienen dinero, pero sobre todo es la actitud. Yo no tengo
dinero, pero tengo las ganas y la actitud. Lo que me vale es la relación que
tengo con mis clientes, ellos me van recomendando. Actitud y carisma, hay que
llevarse bien con la gente.
¿Para tener lo suyo
propio cual es la clave?
Lo mismo, actitud
¿Con qué tipo de
problemas se encuentra uno de emprendedor?
Dinero y también
menciono el racismo, pero uno tiene que aprender a convivir con el racismo. El dinero
es importante uno tiene que tener capital… yo a veces prestaba, pero mi método
es comprar y vender y con las ganancias voy invirtiendo.  Hay que empezar por la decisión, no hay que
tener miedo al fracaso.
En el documental Los
Secretos de los nuevos ricos Los chinos recomiendan no prestar con los bancos
Pero si no tenes
confianza con la familia? ahora la gente tiene miedo de prestarte dinero. Mi
ventaja es que en serigrafía y elaboración de todo tipo de artículos promocionales
–es mi rubro- el cliente paga la mitad por anticipado, en mi caso cobro el 60
por ciento.
Venta de equipo médico,
discomóvil o Serigrafía, con cuál te sentís mejor?
Con la discomóvil, serigrafía
es de riesgo porque se trabaja con químicos.
Pero con la discomóvil
también es difícil, porque si no das con el gusto de la gente?
En el mundo de la discomóvil
todo mundo quiere ser Dj, pero no todos pueden serlo. No puedes darle tu equipo
a cualquiera. Quien te contrata te da la pauta, si tú pones una música y no gustó,
quítala, pones la otra y esa es la que la gente baila pues pone más de esa
música.
Y si te sale un cliente
como Crisanto (Meléndez, director del Ballet Folclórico Garífuna)
Es triste trabajar con
Crisanto, peleamos a veces, pero ahí vamos.
Eres también un gran lector,
te gustan los libros
Claro leí Padre rico, Padre Pobre hace poco leí Ventas perras y como decía un profesor
no importa que no vayas a la universidad, pero si tienes la educación de leer,
nadie te va a engañar, por eso me gusta leer, me encanta interpretar y hasta,
hago mis resúmenes.
También lees autores hondureños?
Claro, leo también los
periódicos, los editoriales especialmente, cuando estaba en el colegio uno de
mis profesores nos reclamaba que solo leíamos los deportes o nota roja y nos
recomendaba que leyéramos los editoriales desde ahí se me quedó la costumbre.
Bueno, hablando de
universidad, te pesa no haber entrado?
En aquél tiempo fui a
la UNAH, cuando había que dormir ahí para matricularse, una vez me quedé hasta
el amanecer y me dije, esto no es para mí, ya estaba Erick (hijo mayor). Mis
amigos me decían metete a la U y yo les decía no tengo tiempo para la U, lo que
me interesa son los negocios.
Qué carrera te
interesaba?
Administración de
empresas a eso iba cuando no seguí haciendo la fila (risas).
También te apasiona la
política, como vez la situación en Honduras?
No está fácil la situación
aquí yo voy con Libre (Partido Político), pero no veo que está pasando, no
quisiera que hubiera una reelección, así como están las cosas.

“Me metí y lo lograré”
“¿Nosotros
los garífunas? me preocupa que  pensemos
solo en bailar, debemos ser emprendedores. No tengamos miedo al fracaso”.

Mencionaste que te
preocupa la situación del pueblo garífuna?

Sí, seguimos pensando
que sólo bailando podemos salir adelante, tenemos que ser emprendedores, echarle
ganas para que nuestros pueblos crezcan, la mayor parte de las empresitas que
hay en las comunidades son bares y eso no me agrada. Yo quiero mostrarle al mundo
que soy diferente. Tengo un equipo de sonido para entretenimiento del cual vivo,
pero no quiero que me sigan viendo como que soy solo un bailarín. Quiero que la
gente vea  que Malobo o Lencho ha crecido
con su empresa así como Chepe, Julio Morales, Misael, Gifiti Franzua, quisiera
que todos hicieran lo mismo. Cuando hagamos eventos culturales, debemos enfocar
el desarrollo

A propósito sabes bailar?

Si sé bailar

Pero nadie te ha visto

Si, si me han visto

El apodo Malobo, por qué?

A mi padrastro le decían
así, no sé por qué, por respeto nunca le pregunté y en el pueblo todo mundo me
decía Malobo Junior, me gustó y me quedé con él.

No te molesta ni a tus
hijos?

No me molesta, más bien
mis hijos se dicen Malobo junior, Mucha gente me conoce por Malobo y no por mi nombre.
Una vez llegaron a buscarme  en Trujillo
por nombre de Lencho, esa persona nunca me encontró, hasta que dijo… es uno
que tiene una discomóvil en Tegus y le dicen Malobo… ahí mismo le contestaron
ahí vive.

 

Anote los telefonos y el correo electrónico

Leave a Reply

Your email address will not be published.