Miriam Miranda: 226 años en Honduras y “aún se nos considera allegados, sin derechos”

Miriam Miranda en un tuit expresó que a los garífunas se les persigue, criminaliza, encarcela, desaparece y asesina por su lucha.

Tegucigalpa Honduras 12 de abril de 2023.- Miriam Miranda, coordinadora de la Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH, reclamó que, tras 226 años de presencia en Honduras a los garífunas se les considera allegados.

En una publicación en su cuenta de Tuiter se expresó de esta manera en la fecha en que los garífunas desembarcaron en Roatán.

Aunque las comunidades garífunas celebren con entusiasmo el hisrico acontecimiento, nadie se olvida de la fuerte discriminación que hay en Honduras.

Una problemática social cuya principal señal es el proceso de despojo sistemático de sus bienes territoriales.

WA-DANI: Ofraneh pregunta por qué el gobierno de Xiomara Castro no ratifica el Acuerdo de Escazú

En línea con lo anterior, Miriam Miranda indicó “Hoy son 226 años de nuestro arribo a Honduras, aún se nos considera “allegados”, sin derechos”.

Agregó, “Se nos persigue, criminaliza, encarcela, desaparece y hasta asesina.”

Sin embargo, “Resistimos, luchamos por el territorio para las futuras generaciones. ¡¡Barauda y Satuye, Viven¡¡. La Lucha Continua”.

WA-DANI: Nombres de Satuyé y Morazán utilizados y explotados por libertarios fascistas

Despojo sistemático

La OFRANEH , es la máxima organización garífuna se dedica a la defensa de los territorios ancestrales de la comunidad.

En los últimos 20 años OFRANEH ha acudido a la justicia internacional para denunciar las violaciones a los derechos humanos de los garínagu.

De hecho, en 2015, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Honduras por violación de derechos de las comunidades garífunas de Triunfo de la Cruz y Punta Piedra.

No obstante, en Honduras se niega a cumplir la sentencia, otra muestra de la fuerte discriminación.

Actualmente, están en proceso 5 denuncias internacionales del pueblo garífuna contra el Estado de Honduras.

Y es que, los garínagu luchan, no tanto por sus derechos humanos, de segunda y tercera generación, sino por derechos humanos elementales como el reconocimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.