Mr Donald Trump ¿Acaso te llevaras a Estados Unidos para otro Planeta?
Para cumplir con su plan migratorio tendría que sacar
el país de esta tierra. Tal vez en otra galaxia lo logre.
Inmigrantes en una marcha en los Estados Unidos
Tegucigalpa, Honduras
6 de septiembre de 2016.-  Decidí
anotarme en la moda Trump, soy uno de los miles, sino millones con ganas de
decirle unas palabras.                            Muchos duros
calificativos e insultos le vendrían muy bien al irreverente  Sr. Trump,
pero no caeré en eso, iniciaré por decir que tiene razón en algunas cosas…
sólo en algunas cositas, por  ejemplo el derecho de soñar con un país más
fuerte y también de ejercer su derecho de la libertad de expresión. Eso está
muy bien. Buenísimo diría.
En lo que no tiene
derecho es a insultar, hacer discriminación racial, promover xenofobia y buscar
una división social en Estados Unidos, estos tres  son las banderas que ha levantado y que lo han
puesto como el villano de la película ante los ojos latinoamericanos.
Los humanistas del
mundo están muy decepcionados que a esta altura haya una persona con ideas
demoniacas. La cosa es peor porque muchos de los que ya miraban con desprecio a
los latinos  “han salido del closet”  gracias a la
animación de Trump.
Tampoco tiene
derecho a explorar ese desprecio con fines políticos. Que mal se verá que miles
de indocumentados hayan contribuido al fisco estadounidense mediante el pago de
sus impuestos y que este Presidente venga y diga “se van, ya no los quiero ver”. 
Hay alguna diferencia entre éste comportamiento y el de empleadores, abusivos
que se aprovechan de trabajadores  indocumentados, para explotarlos y
luego reírse de ellos?
El candidato a la presidencia de los Estados Unidos
Por qué Trump
no explica lo importante que han sido los indocumentados para el mundo
capitalista, porque suponen su principal fuente de ganancias.  Los
indocumentados no tienen derechos y de eso se nutre el capitalismo. Son miles
de millones de dólares que pagan en impuestos que no tienen regreso. Los
indocumentados no tienen derecho ni a la murmura. Sí reclaman algún derecho
simplemente les dicen “llamaré a la migra” y salen corriendo. 
Se olvida el Sr
Trump de los indocumentados o sus hijos que han estado al frente de batalla defendiendo
las ansias imperialistas. Donde está la moralidad de Trump frente a los
derechos humanos? 
Seré optimista y
pensaré que un día de estos el señor candidato a ocupar la Casa Blanca, Donald
Trump, leerá este artículo. A propósito y en relación  a su plan de
reformas migratorias, lo primero que le diré es que para cumplirlo debe
llevarse a Estados Unidos a otro planeta. Aquí en la tierra, como es el ser
humano es imposible. Por más alto que sea un muro siempre habrá colados.. No
hay sistema perfecto.
Así ponga censores
subterráneos y submarinos, siempre entrarán los indocumentados. Cuando la
necesidad es grande no hay nada que detenga  a un ser humano.  Por más alto y fuerte que sea su muro siempre será vulnerable. Es así.
Faltará por decir
que el plan migratorio de Trump no es para nada original en primer término. Es
el deseo reprimido de conservadores radicales que no se han salido con la suya
porque lo ha evitado el Partido Demócrata. Tan es así que sus ideas no parecen
ideas de un estadista sino del analfabeto promedio que al no encontrar un
jardín para limpiar y ganarse unos pocos dólares, supone que no es su culpa
sino de los inmigrantes mexicanos, hondureños o salvadoreños.

Leave a Reply

Your email address will not be published.