Nueva Armenia: Aquellos días cuando nos uníamos para embarrar nuestras casas                 ¡Inolvidable !

Nueva Armenia: Embarran una casa. La imagen es nostálgica y nos recuerda cuando nos uníamos para embarrar nuestras casas ¡ inolvidable !

Tegucigalpa, Honduras 9 de enero de 2022.- Hoy en día el cemento y el zinc es el que domina el paisaje de las comunidades garífunas, pero no fue siempre así. Hubo un tiempo en que las casas eran de tierra y manaca.

Por el favor de la emigración las casas garífunas son ahora de bloques de concreto. Hay casas verdaderamente gigantes y hasta algunas que tienen cúpula. El cambio es enorme y se mira de lejos.

El beneficio que dan las remesas queda claro. Por algo la migración es la que obra el gran milagro en las comunidades garífunas.

Antes, para construir una casa se necesitaba mucha tierra, la gente se daba apoyo. La metodología era que en grupo y todos con el pie, pisando la tierra mojada, era como se hacía la mezcla.

WA-DANI: Nueva York se pinta de blanco, pero el frío se pone al tope

Ese elemento, tierra mojada, era incorporado en medio de las estructuras de caña brava. Así se conformaban las paredes.

Pobres pero felices decían. También pobres pero unidos. Al tener las cuatro paredes ya listas, se compartía un atol. Nadie le pagaba a nadie, a lo sumo se hacía una sopa.

Dice La Prensa que las clases presenciales serán realidad en Honduras

Pero no solo eso, embarrar, era un espacio de convivencia que favorecía la cohesión social. En la actualidad, muchos de esos espacios de interacción quedaron extintos.

Especialmente, la tecnología con los teléfonos inteligentes, el internet y la televisión, entre otros, erosionaron esas sanas costumbres.

La cohesión social

Ahora nos damos cuenta que aquellos eran signos de una buena salud comunitaria.

En Nueva Armenia, comunidad garífuna al norte del municipio de Jutiapa Atlántida esta semana tuvieron la experiencia del “abudurahani” o embarrar.

En un vídeo vemos como un muchacho se mueve constantemente por encima de un bulto de tierra mojada.

También vemos a una solitaria mujer que faena con la tierra.

Nuevamente, decimos que antes eran en grupo. ¿Quién podría embarrar una casa sola o solo? La respuesta es, nadie.

Preparando la mezcla a puras pisadas

Entonces, las imágenes de Nueva Armenia crean nostalgia al recordar aquellos momentos de unión, pero causa dolor ver el reflejo que algo se ha roto entre nosotros.

Regresar a nuestra autenticidad como garífunas es una necesidad actual.

El futuro se antoja difícil y la única manera de superarlo será comunitariamente. No individual. No grupal.No con el oenegismo, no.

Solo de manera comunitaria podremos tener posibilidades de éxito.

El comunitarismo es un modelo en donde todo se basa en comunidad y los retos se enfrentan como comunidad: la luz, el agua, las enfermedades, nadie puede enfrentar solo los problemas.

El individualismo es una pócima que está acabando con nosotros.

Embarrando sola. Antes se hacía en grupo

Nota elaborada con apoyo de Mabel Robledo

Leave a Reply

Your email address will not be published.