Ofrecen recompensa por información del paradero de jóvenes raptados

Ofrecen recompensa de 145 mil lempiras a la persona que proporcione información fidedigna de la ubicación de los muchachos raptados el pasado 18 de julio en Triunfo de la Cruz.

Tegucigalpa Honduras 12 de octubre de 2020.- Familiares de los jóvenes raptados en Triunfo de la Cruz difundieron hoy que ofrecen recompensa de 6 mil dólares, equivalentes a 145 mil lempiras, a la persona que brinde información fidedigna de la ubicación de los muchachos raptados.

Así lo dio a conocer en sus redes sociales, el ex futbolista nacional Juan Pablo Centeno Pitillo, padre de Snyder Centeno, uno de los jóvenes raptados.

En un escrito en su perfil de facebook, Centeno Pitillo, indicó que «En un esfuerzo por saber del paradero de nuestros muchachos, las familias nos hemos unido para buscar el apoyo de muchas personas que se han unido a nuestra aflicción y nos han ayudado para recaudar 6 mil dólares».

Lea también: Cronología de los 21 días del rapto

Agregó que será la «recompensa para la persona que nos brinde información fidedigna del paradero de nuestros muchachos. Son 145 mil lempiras al cambio actual, no se harán preguntas y será confidencial».

Exigen retorno de los raptos en la CA-13

Además de  Snyder Centeno, los criminales se llevaron también a Milton Joel Martínez Álvarez, Suami Aparicio Mejía García y Gerardo Misael Tróchez Cálix, garínagu de Triunfo de la Cruz.

También hubo un quinto raptado responde al nombre de Júnior Rafael Mejía que es mestizo.

El afiche publicado en facebook.

85 días de rapto y sin noticias

El ofrecimiento llega al día 85 de haber sucedido el hecho. Vale decir que, a pesar del gran activismo a nivel nacional e internacional por el retorno de los muchachos, no hay resultados.

La Policía Nacional también desplegó grandes operativos, pero todo ha sido en vano.

Vídeo: Cronología

Como se sabe, el pasado 18 de julio en horas de la mañana un convoy de 3 pick-up entraron a Triunfo de la Cruz y raptaron a cinco jóvenes.

Los facinerosos,  de acuerdo a testimonios de la comunidad, se fueron de casa en casa y se los llevaron con rumbo desconocido.

Personas del lugar y que vieron el hecho intentaron contener la acción poniendo piedras pero fue imposible.

Desde aquél día, al actual, las familias esperan a sus jóvenes, pero la espera ha sido larga, la desesperación, el estrés y la angustia es grande.

Leave a Reply

Your email address will not be published.