En un programa de televisión, padre de Romell Quioto le pide perdón por haberle abandonado

Romell Quioto lo perdona. Su padre Martin, llamó a la televisora HCH para decir que había soñado con él y que necesitaba verlo

Tegucigalpa, Honduras 22 de febrero de 2021.-  El futbolista Romell Quioto, uno de los más sonados en Honduras, dijo hoy que nunca le hizo falta su padre, sencillamente porque nunca estuvo en casa.

Su mamá, sin embargo, prefería quedarse sin 100 lempiras con tal de mandárselos a La Ceiba donde se formaba como futbolista.

Romell Quioto y su padre Martin tuvieron una conversación, con matices de tristeza al recordar episodios pasados de sus vidas.

Resulta que el padre de Romell Quioto, don Martín, llamó el canal HCH para transmitirle un mensaje al jugador y éste luego fue ubicado por la periodista Ariela Cáceres para que diera su versión

En su intervención, Romell Quioto dijo que no le guarda resentimiento a su padre, a pesar de que lo abandonó cuando tenía dos años de edad.

Entre tanto, su padre dijo “Yo me aparté de su madre, pero no de él, tenía dos años él cuando me fui, yo le ayudaba, no en cantidad, ellos iban y venían. No les ayudaba mes a mes, yo soy pobre, pero cuando conseguía les daba”.

Añadió que lo busca porque “Hace un mes tuve un sueño con él, necesito hablar con él, me hizo reflexionar».

«Como padre lo que deseo es encontrarlo y que nos perdonemos, en esta vida no somos perfectos, quiero pedirle perdón, no he sido buen padre”.

«Tengo mi corazón limpio»

Tras escuchar al padre, Ariela Cáceres inmediatamente buscó ubicarlo, cuando lo logró el futbolista lució tranquilo, incluso al recordar momentos duros de su vida.

Reiteró que su mamá es la que siempre estuvo con él y “no es posible que ahora que estoy en una buena posición venga a decir ante los medios que me había olvidado de él”, contó.

Siguió diciendo “nunca estuvo en mi vida, estaba pequeño cuando se fue de la casa, no me acuerdo cuando se fue de la casa”.

Leer también: Amanda Gorman, ahora todo lo que toca lo convierte en oro

Contó también que antes de jugar profesionalmente estuvo en Roatán un tiempo, trabajando en una compañía que ponía cielo raso.

Rommel, originario de la comunidad garífuna de Río Esteban, hacía la macilla para las paredes. En ese momento, vivió con su padre y tenía que aportar para la comida.

En ese momento, su padre hasta lo corrió de su casa, porque un mes se excedió hablando por teléfono la cuenta salió alta y debió salir expulsado.

Renovó con el Impact de Montreal

“Tengo mi corazón limpio porque todo el tiempo he estado tranquilo, nunca le reproché nada, el hasta me corrió de su casa cuando estaba ahí, luego de eso seguí luchando por mi sueño, nunca se dignó en quererme ayudar, ni con un consejo, para siempre estuvo fue mi madre”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.