¿Por qué es importante que seleccionados garífunas de Honduras hagan esto?

Tegucigalpa, Honduras 25 de septiembre de 2022.- Con el baile punta celebró Honduras su triunfo de 2-1 sobre Guatemala, en un partido en el que el equipo nacional nuevamente mostró más preguntas que respuestas.

La celebración a ritmo de punta hizo recordar las históricas corridas a la esquina de David Suazo para mover la cintura, de puntillas y con los brazos abiertos.

Suazo, ponía así en alto el nombre de la comunidad garífuna de Honduras, un conglomerado que enfrenta la discriminación racial estructural.

WA-DANI desarrolló en el 2018 el reporte Discrimination y en estos momentos trabaja uno sobre la música en donde se muestra que el fútbol, particularmente, la participación en España 82, contribuyó a la aceptación de la comunidad garífuna en Honduras.

Y es que, España 82 fue el primer mundial de Honduras, había mucha emoción en el país. Levantó el espíritu catracho y eso apalancó a la marginada y discriminada comunidad garífuna.

Otro detalle, es que hubo un tiempo que la selección estaba vetada para jugadores negros. Había un ideal de blanqueamiento de la selección por imitación de lo que acontecía en Sudamérica.

Clayvin Zúniga del Marathón baila yancunu en un gol de celebración

Una lucha social

Por eso, es importante que los futbolistas garínagu, cada vez, que se presente la oportunidad reivindiquen su identidad para seguir utilizando el fútbol como una herramienta.

Cómo se sabe, en Honduras hay sectores conservadores que no festejan la inserción de la negritud, al contrario muchos son de la postura que deberían de irse los garínagu de Honduras.

Por ello, problemas sociales como la tenencia de la tierra donde opera todo un desplazamiento sistemático por parte de la empresa privada en contubernio con el Estado, persisten en el país.

También, hay discriminación para los negros en el sector laboral, violencia, falta de oportunidades y una serie de problemas que los garínagu enfrentan con la estrategia de la migración.

Por otro lado, normalmente se crítica más a los futbolistas negros cuando la selección pierde. Se vio hace unos meses cuando de manera grosera enfilaban contra Maynor Figueroa. Ya hoy, encontrarán otro futbolista y siempre será negro.

Estas celebraciones ayudan en la visibilidad de la comunidad garífuna. Tiene también su componente político, de resistencia, de protesta y de celebración.

En sí, atreverse a bailar punta en esas circunstancias es un avance. Lo hizo también Mario Eugenio Dolmo Flores, pero quien lo popularizó fue David Suazo.

También, Milton ‘Tyson’ Núñez, estas celebraciones aportan a poner los asuntos en la mesa. Ahora, Solani Solano recoge la estafeta. Ojala otros lo sigan y persistan de poner el nombre garífuna siempre en lo más alto.

Recientemente, Clayvin Zúniga bailó wanaragua, también llamado Yancunu, la danza guerrera garífuna. Eso ayuda a mostrar a los garínagu.

Exactamente, igual que para España 82 que muchos no sabían nada sobre los garínagu y afrohondureños en general, pero esa selección y esos futbolistas ayudaron a enseñar al mundo quienes eran.

Leave a Reply

Your email address will not be published.