Rubilio y Crisanto, masters en penaltis. Que clase !

Rubilio y Crisanto fueron los mejores tiradores en la ya histórica noche de penales entre el Motagua y Comunicaciones

Tegucigalpa, Honduras 23 de Octubre 2020.- Ni siquiera en las tiras cómicas se había visto una tanda de penales como la que se produjo entre en el Motagua de Honduras y el Comunicaciones de Guatemala. En total se lanzaron la friolera cifra de 36 penales. Motagua ganó 15-14.

El partido,  por la ronda preliminar de la Liga Concacaf, jugado en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, en la noche del jueves anterior, pasó ya a categoría de leyenda urbana.

Ya surgen cuentos, bromas, memes.  Y no es para menos, 36 penales. Es un escándalo. La nota ya le dio la vuelta al mundo, periódicos famosos le dieron espacio dentro de las cosas mas extravagantes en el mundo del fútbol.

Lea también: Pelé jugó cuatro veces de portero y se lució

Saquen cuenta, el encuentro inició a las 8 y 30 de la noche, dos horas después terminó y luego la locura de casi 30 minutos en la ronda de penales. Como dicen el el tenis cada vez que había un match point el rival, en vez de aprovechar, erraba. Ese fue el Comunicaciones, tuvo dos oportunidades para matar y nada.

Crónica aparte: A un tal Gordillo del Comunicaciones, le salió la bruja y fue el malo de la noche. Falló dos penales decisivos. Su forma de lanzamiento fue, sencillamente, deplorable. En el primer fallo ni se inmutó, como que entre sí, decía: para qué me mandan.

En el segundo fallo, sí soltó un grito que se escuchó hasta Guatemala. Peor imposible.

Rubilio ya venció al arque Crema y celebra.

Gordillo tendría que venir a recibir clases con dos jugadores que destacaron por encima del resto: Rubilio Castillo y Wilmer Crisanto. Los dos maestros garífunas. Fueron los mejores lanzadores con diferencia. Saben como convertir un penalti en una obra de arte. Cada uno de ellos, marcó como maestro. Sus técnicas lucen una perfección que es de otro nivel.

Historia: “Primera vez que un futbolista viene con su madre”, Presidente de Boavista a Benguché

Una cosa es dominar la técnica de disparo y otra el contexto, los nervios y la tensión Pero en las dos dimensiones Rubilio y Crisanto se llevaron las tarjetas. Por fortuna, el resultado les fue favorable, hubiera sido lamentable, que con su clase, Motagua perdiera la clasificación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.