Sacerdote no permitió que el féretro de líder garífuna entrara a Iglesia para misa de cuerpo presente

Sacerdote José Kundla, denuncian familiares, argumentó que el finado no practicaba la religión católica y que no era bautizado… y que si querían les haría una pequeña oración para salir del paso.

Tegucigalpa, Honduras 10 de junio de 2022.- Familiares del fallecido líder comunitario Iván Álvarez, denunciaron al sacerdote de esa comunidad, José Kundla por no permitir la entrada del féretro de su pariente para la misa de cuerpo presente.

Sucedió en la comunidad garífuna de Sangrelaya, departamento de Colón. La familia de Iván Álvarez (QDDG), mostró su molestia en un documento. WA-DANI Portal Web de Noticias, lo reproduce aquí:

Después de haber compuesto más de 26 cancines en garífuna para la Iglesia Católica, sacerdote JOSÉ KUNDLA le niega realizar la última misa de cuerpo presente.

El pasado 31 de mayo del año 2022 en la comunidad de Sagrelaya Iriona Colón falleció el líder comunitario maestro de generaciones, el Lic. Elvis Iván Álvarez Ortiz, quien era maestro de educación primaria, profesor de educación especial, poeta, corresponsal de prensa, escritor, pintor y cantautor de la comunidad garífuna en general.

Un líder comunitario con un alto nivel de coeficiente intelectual y con un recorrido amplio en el conocimiento y defensas de las tierras de las comunidades garífunas del municipio de Iriona.

Lamentablemente falleció repentinamente a causa de un infarto en su casa de habitación después de haber sufrido un pequeño malestar, dolor de cabeza y una leve fiebre, que al parecer se miraba bien, pero se quejaba de una debilidad pasajera.

A eso de las 9 de la noche como costumbre se sentó a ver la televisión, la familia notó un cambio en la cara y en los ojos en ese entonces sufrió el infarto que le habría quitado la vida. Se intentó hacer las movilizaciones hacia los centros asistenciales de la comunidades cercanas para practicarle los primeros auxilios pero ya era tarde.

En el momento de darle el último adiós como costumbre en la comunidad de Sagrelaya, es un hábito, realizar las misas de cuerpo presente de los locatarios de la comunidad, pero en el caso de Iván Álvarez, fue insólito.

El Padre José Kundlas

El sacerdote encargado de la Iglesia Católica en esa comunidad de nombre  JOSÉ KUNDLA cuyo alias, Josecito de origen polaco enfrentó de manera grosera a la familia doliente y a toda la comunidad de Sagrelaya.

Adujo que ahí habían reglas, que habría que respetar negándose rotundamente la entrada del cuerpo del difunto a la Iglesia, según él y su cúpula, el finado no practicaba la religión católica y que no era bautizado y que si querían les haría una pequeña oración para salir del paso.

Muy educadamente los familiares no contendieron mucho con él para que el entierro fuera de manera pacífica, dejando que él hiciera lo que tenía que hacer, aunque toda la comunidad sabía que ÁLVAREZ era bautizado  y creyente en DIOS  y que  la  acción del sacerdote se veía de manera muy  informal, e inusual.

El último adiós a un gran garífuna

Según los familiares del difuntoó ÁLVAREZ éste se distanció de la Iglesia porque descubrió anomalías e hipocresía entre los feligreses y para no verse afectado y contaminado en ese ambiente de escribas, fariseos y saduceos decidió hacerse a un lado, lo que por represalias contra este hombre justo revolucionario sucedió lo antes mencionado.

Los familiares sienten muy traicionados y defraudados por la Iglesia Católica de esa comunidad porque desde su historia ellos han sido pioneros de la bandera del catolicismo en ese sector.

Al mismo tiempo, ven este acto como una acción racista y de discriminación a la cultura garífuna en la cual no se está comprendiendo progresivamente por estos extraños que llegan a las comunidades, según ellos pregonando las buenas nuevas, pero es un error afirman los hermanos del difunto.

Hoy levantamos nuestras manos, levantamos nuestro espíritu a afirmar como garífuna de manera rotunda y contundente que nuestro Cristo es garífuna  no es europeo como  el padre JOSÉ KUNDLA  afirma. Nuestro Cristo es negro, el Cristo que nosotros percibimos, es el cristo que chinchorrea para sacar pescados,

Es el Cristo que hace cazabe,  es el Cristo que irradia el rostro de los niños de las escuelas, es el Cristo docente, es el cristo que pare, el que engendra, el que sana a los enfermos, el que vino a salvar el mundo, el Cristo que ayuda a los desamparados , ese es el Cristo en la cual creemos, por lo tanto, la cultura garífuna es nuestra mejor presentación.

Después de haber compuesto más de 26 canciones en garífuna para la Iglesia Católica hoy se le niega ingresar su cuerpo dentro de la misma.

Denunciamos este acto ante todo los medios de comunicación del país y ante las organizaciones defensoras de la cultura garífuna como la OFRANEH, ODECO para que vean y analicen este asunto con mayor urgencia ya que es muy preocupante para los pueblos garífunas de Honduras.

Leave a Reply

Your email address will not be published.