Se crea la Comunidad de Periodistas y Comunicadores Afrohondureños

Más de 60 personas afro hondureñas se dedican al periodismo y comunicadores social y desarrollan una labor clave en la defensa de los derechos humanos de este sector de la población en Honduras.

Tegucigalpa, Honduras 11 de noviembre de 2023.- En Honduras estimaciones modestas establecen que alrededor del 10 por ciento de la población se identifica como afrodescendiente, un sector de la población que se enfrenta a una serie de desafíos estructurales y coyunturales.

En línea con lo anterior, en La Ceiba, departamento de Atlántida, norte de Honduras, se desarrolló el I Encuentro de Periodistas y Comunicadores Afro hondureños para, entre otras cosas, revisar el compromiso comunitario y conocer los mecanismos de protección existentes.

El evento desarrollado con fondos del Proyecto Luxemburgo, que nadie se quede atrás, rectorado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, reunió a veinte comunicadores procedentes de diversos puntos del país.


Los entusiasmados participantes escucharon ponencias de Amada Ponce directora ejecutiva del Comité por la Libre Expresión, C-Libre que disertó en relación a los servicios que ofrece esa organización.

C-Libre

Además, Ponce tocó lo referente a las dificultades que experimentan en Honduras los comunicadores sociales en el ejercicio de su presentación.

En adición, Florencia González, coordinadora del Proyecto Luxemburgo, ilustró a los presentes en relación a los alcances, indicando que, por primera vez, existe un proyecto dirigido de manera especial para los afrodescendientes en tema de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Mientras tanto, por la vía virtual, Jessica Montes Degollado de la Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos, OACNUDH, ofreció un panorama del trabajo que desarrolla esa representación y, que fue de interés para los comunicadores afro hondureños.


Luego de las ponencias, se produjo una parte de plenaria, en primer término destacó el hecho de que ser comunicador dedicado a la población afro convierte a la persona en un defensor de derechos humanos, precisamente por la tipología de información y enfoque que desarrolla.


“No es fácil para nosotros que estamos lejos de las ciudades y nos enfrentamos a grandes amenazas, sin embargo, debemos hacerlo por nuestros pueblos. Para nosotros no es opción darle la espalda al pueblo, al contrario”, destacó Tito Valentín, de la comunidad garífuna de Limón Colón.

WA-DANI: Vallecito Faya, la comunidad garífuna de Honduras que es ejemplo mundial


Por su parte el periodista deportivo Limber Pérez, resaltó que “La experiencia de compartir con colegas de nuestra comunidad nos llena de compromiso, sabemos que en los momentos de dificultades podemos contar con el apoyo de entes como las que tuvimos oportunidad de conocer acá”.


Una de las anécdotas de la jornada aconteció con Morphy Valentine, un garífuna jubilado de los Estados Unidos que relató su inicio en el trabajo periodístico. Fue de manera casual, por la necesidad de informar lo acontecido el 25 de marzo de 1990 en el incendio de la discoteca Happy Land en Nueva York”.

“Esa noche estuve en el Happy Land, pero salí de ahí temprano, cuando me enteré del incendio me dijeron primero que no había muertos, luego que solo había uno, después que tres y finalmente fueron 87.

Entonces tomé unas monedas, busqué un teléfono público, llame a la radioemisora HRN, solo para decir lo que había pasado, a ellos les pareció lo que hice y seguí dando reportes, fue así como empecé en esto”, dijo.

Comunidad de Periodistas y Comunicadores

La segunda parte del Encuentro fue un panel, sobre el compromiso comunitario de los periodistas. Estuvieron Tito Valentín, Jhony Medina, Juan Dolmo, Morphy Valentine y Limber Pérez.

Moderado por el experimentado periodista Pablo Zapata, en el panel se conocieron detalles desconocidos del trabajo que hacen los comunicadores, como por ejemplo las amenazas que no trascienden ya que ellos no pertenecen a los grandes medios tradicionales.

Igualmente, a pesar del importante trabajo que desarrollan estos comunicadores viven dificultades económicas derivados del pésimo salario o, en muchos casos, porque algunos no reciben ingresos.

Es así como, resultado de las deliberaciones nació la Comunidad de Periodistas y Comunicadores Afrodescendientes, una iniciativa que servirá como canal de acceso a los mecanismos de protección, nacionales e internacionales.


Igualmente, el naciente conglomerado será un faro de solidaridad, ayuda social para las personas que se dedican a este trabajo y de cuya labor pende también el futuro de la población afrodescendiente de Honduras.

Leave a Reply

Your email address will not be published.