Yusuf Amdani, el millonario pakistaní que quiso llevar más de 5.000 dosis falsas de la Sputnik V a Honduras

Yusuf Amdani, reconoce que estuvo detrás del envío de las vacunas decomisadas en México y asegura que su intención era distribuirlas de forma gratuita entre sus familiares y colaboradores.

Tegucigalpa, Honduras 25 de marzo de 2021.- Las autoridades aduanales y militares de México anunciaron la semana pasada el hallazgo de 5,700 de frascos dentro de un avión privado aparcado en el Aeropuerto Internacional de Campeche, en el sur de México.

Las vacunas tenían como destino San Pedro Sula. Después de que se dio a conocer el decomiso se multiplicaron las sospechas sobre un posible robo de los fármacos, una hipótesis descartada por Rusia y las autoridades mexicanas.

La trama dio ahora un giro inesperado. El millonario pakistaní Yusuf Amdani, uno de los hombres más poderosos en Centroamérica, reconoció que está detrás del envío fallido de los fármacos.

Samia Suluhu, nueva presidenta de Tanzania

“La finalidad de traer estas vacunas era única y exclusivamente para ser aplicadas de forma gratuita a nuestros colaboradores y sus familiares”, aseguró Grupo Karim’s, propiedad de Amdani, en un comunicado.

Alegan tener derechos

“En ningún momento y bajo ninguna circunstancia, Grupo Karim’s pretendía introducir de forma ilegal vacunas”, agregó la empresa, con fuertes intereses en la industria textil e inmobiliaria y presencia en México, Emiratos Árabes, Pakistán, República Dominicana y cuatro países de Centroamérica.

La firma argumentó que tenía el derecho de buscar las vacunas por su cuenta, al margen de las negociaciones gubernamentales, por el principio de acceso a la Salud, consagrado en la Constitución hondureña.

Justificó también en el boletín que sufrió “un duro golpe” en sus operaciones tras la llegada de la pandemia de la covid-19. “Con la mejor de las intenciones se buscaron alternativas para la adquisición de vacunas en aras de salvaguardar la vida de nuestros colaboradores y sus familias”, insistió la compañía.

Tomado de EL PAIS

Leave a Reply

Your email address will not be published.